Tratatamientos Alternativos

Tipos de masajes

Inicio

 

Masaje sueco, la técnica más antigua

El masaje sueco fue desarrollado por Henrik Ling en Suecia por el años 1830 es una técnica de masaje corporal que se trata de una manipulación sistemática del tejido suave del cuerpo, y es llevado a cabo con la finalidad de proveer el bienestar y la salud del paciente.

Es la técnica de masaje más antigua que se ha desarrollado, ya que fue creada a raíz de la combinación de tradiciones orientales y occidentales y consiste en cinco movimientos básicos, los cuales son, el amasamiento, la percusión, la fricción, la vibración y el frotar suavemente. Aunque esta técnica haya sido creada de la combinación oriental y occidental, debemos decir que su práctica es mucho más común en el occidente, donde se encuentra representado por dos tipos de masajes: el masaje sueco terapéutico y el masaje sueco de relación. En este último caso, el masajista suele utilizar algunos aceites esenciales que ayudan a evitar la fricción de las manos con la piel del paciente y para que sean adsorbidos a través del torrente sanguíneo obteniendo de esta forma un beneficio por partidas doble.

Generalmente la combinación de los movimientos anteriormente mencionados ayudan a estimular la circulación sanguínea, el transporte del oxigeno en la sangre y la eliminación de toxinas en los músculos; por otra parte, es muy recomendado para lograr una relajación muscular. masaje-sueco-fotosDebido a que el masaje sueco es una técnica conocida por la mayoría de la gente, cuando el mismo tienes fines de relajación, puede ser llevado a cabo por cualquier persona. Es muy común que algún pariente, familiar o amigo nos pida que le hagamos unos masajes mientras se desarrolla una conversación, lo único importante en este sentido es que entre ambas personas debe haber un lazo muy estrecho que represente plena confianza, ya que en muchas oportunidades, el masaje sueco impartido de persona a persona puede ser muy mal interpretado.

De todas maneras, aunque todos seamos capaces de llevar a cabo esta técnica, es importante tener mucho cuidado con las zonas donde se hace presión, especialmente si no se tiene conocimiento alguno acerca de las técnicas de masajes. Esto se debe a que es muy común encontrar que una persona presenta diferentes tipos de tensiones musculares o contracturas en las zonas del cuello y los hombros, y muchas veces una mala presión allí, puede agudizar el problema y hasta derivar en inconvenientes más serios que una simple contractura, por ello es preciso que el masaje sueco de relajación sea realizado muy suavemente y principalmente que no cause ningún tipo de dolor o molestia a la persona que los esta recibiendo.

Masaje sueco terapéutico

masaje-sueco-sesionAhora bien, si nos referimos al masaje sueco con finalidades terapéuticas, entonces debemos decir que representa una solución muy efectiva cuando se trata de aliviar algunas dolencias musculares que suelen ser la consecuencia de contracturas, nudos, y tensiones musculares; ayuda también a combatir dolores de espalda, de cintura y en la columna vertebral. Teniendo en cuenta que el masaje sueco terapéutico se centraliza únicamente en la zona que debe ser tratada, es muy importante que el paciente ayude al masajista a detectar dicha zona; para ello es importante que se le indique el lugar preciso en donde debe presionar, y la intensidad de la presión, ya que es importante que el masaje cause el menor dolor posible.

También resulta fundamental, que si nos están practicando un masaje sueco con fines terapéuticos, le indiquemos al profesional si tenemos frío o calor; esto es muy importante ya que ambos extremos interfieren con el proceso del masaje debido a que nos comenzaremos a sentir incómodos; otra medida importante a tener en cuenta tanto por el masajista como por el paciente es que cuando se vayan a aplicar los aceites esenciales correspondientes se aclare que la persona que esta siendo tratada no sufra de algún tipo de alergia. Las principales causas por las cuales las personas asisten a sesiones de masaje sueco terapéutico suelen ser el insomnio y la alta presión sanguínea, y habitualmente, las personas que se encuentran afectadas por estos dos malestares, comienzan a notar los cambios significativos en cuanto a la mejora de las funciones naturales de nuestro sistema nervioso, además de la desaparición parcial del stress que tanto se sufre en la actualidad. Si bien el masaje sueco no tiene contraindicaciones, debemos considerar que no debería llevarse a cabo en personas que sufren artritis en la zona a tratar, osteoporosis y tromboflebitis.


(C) www.tratamientosalternativos.com | contacto