Tratatamientos Alternativos

Masaje sueco

Masaje tailandes

Masajes orientales

Masaje shiatsu

Masaje de relax

Masajes linfaticos

Masajes terapeuticos

Masajes anticeluliticos

Quiromasaje

Centros de masajes

Inicio

 

Diferentes tipos de masajes

Los masajes constituyen una herramienta terapéutica muy antiguo, que era empleada por el hombre con la finalidad de neutralizar cualquier posible dolencia y su evolución ha sido paralela a la de la sociedad, considerándose en la actualidad como el tratamiento terapéutico más utilizado por todas las sociedades del mundo, gracias a su eficacia.

La finalidad principal de la terapia con masajes es la de proporcionarle el bienestar general al paciente, y para ello son muchos los tipos de masajes que se pueden aplicar en cada caso. La técnica aplicada en la mayoría de los tipos de masaje es mediante la estimulación manual de los tejidos blandos de la piel, es decir, el tejido conectivo y el muscular, con la finalidad de ampliar la función de los mismos y lograr la correcta circulación, el bienestar y la relajación.

Los masajes también son muy útiles para la disolución de contracturas y desaparecer la tensión muscular permitiendo un correcto deslizamiento de los tejidos. Algunos tipos de masajes resultan muy útiles para la recuperación y rehabilitación física recibiendo la denominación de masajes terapéuticos. En este sentido debemos destacar el hecho de que el uso de los tipos de masajes en un ámbito sanitario requiere de una amplia comprensión de la anatomía humana y especialmente de la fisiología, además también es importante que el profesional tenga conocimientos acerca de las indicaciones y contraindicaciones de cada uno de los tipos de masajes.tipos-masajes-masajista

Uno de los factores más importantes a ser considerados a la hora de aplicar cualquier tipo de masaje, es que el mismo no debe causar ningún dolor, pero teniendo en cuenta que las zonas corporales en las que se trabaja suelen estar sensibles a la estimulación, lo más probable es que alguna molestia le causen al paciente, por esta razón es preciso que el masajista preste atención a las reacciones de reflejo del paciente, aplicando una manera progresiva y en principio extensa para así, gradualmente, ir concentrándose en aquellas áreas mas limitadas y tensas. Por otra parte, la mayoría de los tipos de masajes aumentan la circulación favoreciendo el retorno venoso y a su vez resulta de gran ayuda cuando se trata de drenar los excesos producidos por linfa que suele formarse en las áreas edematosas. Otro de los tipos de masaje que se emplean con mucha presencia son los masajes relajantes, los cuales fijan su atención en la descarga de la tensión acumulada; la técnica de aplicación es bastante lenta pero cuenta con una presión lo suficientemente firme como para lograr la relajación de los músculos que están siendo masajeados.

Beneficios de los diversos tipos de masajes

tipos-masajes-masajeTodos y cada uno de los tipos de masajes, a pesar de que utilizan diferentes técnicas y poseen distintos objetivos, tienen en común una serie de beneficios que se verán reflejados en la persona que adopte este tratamiento alternativo, especialmente cundo se trata de masajes relajantes. Por ejemplo, se notará una mejora en el color y la tonalidad de la piel debido a que durante la práctica del masaje se eliminan varias células muertas, oxigenando la circulación sanguínea; también produce una mejora notable en la respiración, la cual se vuelve mucho más profundada y lógicamente mas relajada.

Todos los tipos de masajes existentes ayudan a la mejora de la circulación sanguínea y esto se debe a que provoca que el transporte de nutrientes y oxigeno a las células sea mucho más eficiente, y por consecuencia se consigue una eliminación de desechos celulares mucho más eficiente.

Otro de los beneficios más notables es que generalmente cuando recibimos la atención de cualquiera de los tipos de masajes el descanso nocturno es mucho más profundo, además de que se agiliza la eliminación de toxinas junto con la digestión y ayuda a alcanzar una relajación general.

Estos beneficios son aplicados fundamentalmente al funcionamiento y rendimiento físico, pero en su mayoría, los tipos de masajes suelen también proporcionar beneficios a nivel psicológicos como, la reducción del stress, la relajación de la mente, la ansiedad y sus efectos. Ayudan mucho a mejorar los pensamientos positivos del paciente y fundamental a aumentar la energía, vigorizando todos y cada uno de los sistemas correspondientes al cuerpo, mediante la reducción de la fatiga. Un tratamiento periódico con alguno de los tipos de masajes nos ayudará a mantener un cierto nivel de relajación en cuanto a la mente y al cuerpo, además de que mejorar considerablemente el aspecto físico y los niveles de energía ya que no se la empleará inconscientemente para mantener al cuerpo estresado y tenso.


(C) www.tratamientosalternativos.com | contacto