Tratatamientos Alternativos

Medicina natural

Inicio

 

Kinesioterapia y kinesiologia

La kinesioterapia es una técnica correspondiente a un tratamiento terapéutico que estudia el movimiento, la fisiología y la anatomía de la biomecánica correspondiente al cuerpo humano.

Al mismo tiempo, se ocupa de de tratar aquellos problemas emergentes de malformaciones, accidentes, lesiones, enfermedades, y mediante la kinesioterapia se logra mejorar de manera terapéutica todos estos problemas mencionados, destacándose como parte fundamental de cualquier tipo de proceso de rehabilitación. Lógicamente, la kinesioterapia comprende todos los conocimientos de la kinesiologia y surgió a partir de la necesidad de rehabilitar a las victimas de guerra como también a las personas que sufrieron accidentes laborales o bien, que poseían algún tipo de enfermedad infecto-contagiosa.

Es importante tener en cuenta que la kinesioterapia participa de la rehabilitación provocando una mejora en las condiciones de movimiento del paciente, mediante la aplicación de una rutina leve de ejercicios físicos que estimulen el área necesitada, siempre considerando la condición, características y limitaciones de cada paciente. A través del estudio de la quinesiologia, la kinesioterapia intenta reducir a la mínima expresión posible la discapacidad que presenta el paciente, potenciando todas sus capacidades pero en una manera medida. kinesioterapia-cuerposQuien lleva a cabo cualquier método de kinesioterapia es lógicamente un profesional en la kinesiología, y el mismo suele diseñar una rutina de ejercicios específica para cada uno de los pacientes atendidos y tratados, considerando, como bien dijimos anteriormente, sus limitaciones y capacidad. Dicho programa cuenta también con masajes terapéuticos, algo que resulta una excelente manera para estimular algunas zonas del cuerpo, consiguiendo que algunos músculos se relajen totalmente y muchos otros se tonifique; además, los programas rutinarios de kinesioterapia incluyen tratamientos con diferentes técnicas de masajes que ayudan a regular la energía corporal y estimular la circulación sanguínea. Algunos tratamientos complementarios para la kinesioterapia son aquellos basados en la aplicación de frío, calor, ultrasonido, y también en ocasiones, cuando el tratamiento lo amerita, se considera la aplicación de estimulación eléctrica para poder rehabilitar aquellos músculos que se encuentran en las zonas afectadas.

Tipos de kinesioterapia

kinesioterapia-tratamientosLos tipos de kinesioterapia son muchos y se dividen en dos clasificaciones principales; en primer lugar tenemos la kinesioterapia pasiva que hace referencia al método en el cual, una fuerza externa provoca un movimiento en una determinada zona corporal evitando que el paciente tenga o realice una contracción muscular; que a su vez, puede ser relajada o auto pasiva. En el caso de que dicha contracción sea relajada, el movimiento se verá limitado por la fisiología y la patología correspondiente al paciente y generalmente es recomendado para que se mantengan los recorridos articulares; en el caso de que la contracción sea auto pasiva, entonces la fuerza externa será provocada por el mismo paciente en las zonas corporales que no son tan accesibles. Este tipo de kinesioterapia se encuentra indicada particularmente para recuperar los recurrido articulares y el esquema corporal del paciente y específicamente para corregir cualquier tipo de alteración circulatoria.

También se aplica en aquellos casos donde se encuentra comprometida la movilidad articular debido a procesos traumáticos. Por otro lado esta la kinesioterapia activa en donde el método terapéutico se basa en que el movimiento debe ser llevado a cabo mediante la contracción muscular del paciente, provocado por las fibras musculares.

Las diferentes técnicas que se utilizan para realizar este tratamiento de quinesiologia, son ideales para provocar algún movimiento por la acción de la musculatura voluntaria, en situaciones en donde la contracción es muy débil y no logra generar el movimiento o bien, lo hace pero de manera incompleta. También puede utilizarse como técnica preventiva induciendo a la relajación y produciendo a su vez una estimulación en las áreas cutáneas y circulatorias. Por último es importante destacar que la kinesioterapia activa puede aplicarse en patologías neurológicas, problemas de índole reumatológicos y hasta traumáticos, pero se encuentra contraindicada en aquellas situaciones de procesos infecciosos, procesos de inmovilidad e inflamatorio y agudos.


(C) www.tratamientosalternativos.com | contacto